martes, 24 de diciembre de 2013

FELICES FIESTAS 2013


El equipo de Arkeografía les desea unas felices fiestas y un próspero Año Nuevo. Por nuestra parte, seguiremos trabajando en nuevas infografías y deseamos seguir contando con la acogida que hasta ahora hemos recibido.

martes, 26 de noviembre de 2013

EL TEATRO ROMANO DE OSTIA

     Debemos pensar que el primer edificio teatral con el que contó Ostia se fue levantado a fines del siglo I a. C. bajo el mecenazgo o la influencia de Agripa, si tenemos en cuenta la información que nos aporta una inscripción fragmentaria hallada en el transcurso de las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en el solar de este edificio. Sobre este primer edificio (que los investigadores han calculado una capacidad para unas 3.000 personas) se llevaron a cabo en el tiempo diversas e importantes remodelaciones que alteraron sustancialmente tanto su capacidad como su apariencia original. Quizás la remodelación más importante fue la que se llevó a cabo en tiempos de Septimio Severo y Caracalla (las huellas de una inscripción con letras de bronce dejadas sobre un bloque de mármol nos fechan una importante reforma en el 196 d. C.) que aumentó la capacidad de espectadores hasta los 4.000. También en época de Caracalla (216 d. C.) se fecha otra remodelación que añadió a la fachada una entrada principal monumental a base de un arco de triunfo con una gran inscripción honoraria. Los restos conservados en la actualidad corresponden, en su mayor parte, a esta segunda gran remodelación del edificio, y a ellos haremos referencia en esta entrada por desconocer, en gran medida, cuál pudo ser la apariencia del edificio teatral original.

Recreación infográfica de la vista lateral de la fachada exterior del Teatro desde el decumanus, a la altura de las llamadas Termas de Neptuno, y avanzando desde la Porta Romana.
Recreación infográfica del aspecto exterior del edificio del Teatro enmarcado con los edificios de su entorno inmediato en el contexto urbano de Ostia.
Levantamiento infográfico de la fachada del edificio del Teatro de Ostia. En primer término el arco honorífico levantado en tiempos de Caracalla, que monumentalizaba la entrada principal al edificio. La galería porticada inferior acogía grupos de tiendas intercaladas con tramos de escaleras de acceso a los niveles superiores. Algunas de estas tabernae estaban decoradas con pinturas murales.
     La fachada del teatro mira hacia el decumanus maximus, una de las principales calles de la ciudad, y está flanqueada y enmarcada a los lados este y oeste por sendos nymphaea o fuentes monumentales que estarían decorados con columnas marmóreas y esculturas de las que se han conservados in situ los pedestales. La fachada presentaría al menos tres niveles en altura, los cuales estarían separados mediante cornisas horizontales. Al menos los dos primeros niveles se abrirían al exterior a través de una sucesión de arcos de medio punto separados entre sí mediante pilastras. Unas ménsulas encajadas en el nivel superior servirían para soportar la viguería que contendría el sistema de despliegue del velarium; una especie de toldo que proporcionaría sombra al graderío interno en los días soleados.



Vista aérea del edificio del Teatro mostrando su aspecto interior. Al fondo la plaza o foro de las Corporaciones con el Templo de Ceres en su parte central. 


Vista aérea del Teatro con el velarium desplegado.
    El espacio comprendido entre la fachada curvilínea del teatro y el decumanus se acondicionó a modo de plaza, enlosándolo con lastras de travertino y disponiendo a lo largo del perímetro pequeños pilares de piedra unidos entre sí por cadenas que impedían la entrada o el tráfico de vehículos por este espacio.


Vista cenital del Teatro donde se puede apreciar su aspecto interno. En su parte frontal externa, el edificio está flanqueado por dos nymphaea o fuentes monumentales que otorgan un gran efecto escenográfico al complejo arquitectónico.
     Desde esta plaza se podía acceder directamente al interior del teatro (el arco central y los dos más distales de los extremos comunicaban con la orchestra) o bien a una galería perimetral que alternaba tiendas o tabernae con cajas de escalera que llevaban a los niveles superiores del graderío.
     El graderío o cavea, como era norma habitual en este tipo de edificios, estaba dividido en altura, diferenciando zonas donde se acomodaban los espectadores según su categoría social. Entre el graderío (curvo) y el pulpitum sobre el que se hallaba el escenario (de tendencia rectilínea) quedaba un espacio semicircular (orchestra) que podía tener usos y finalidades diversas según los casos. En el caso de Ostia, este espacio estaba pavimentado con un opus sectile a base de lastras marmóreas de diferentes variedades y tonalidades cromáticas que formaban composiciones geométricas. Bordeando esta orchestra se encuentran tres gradas (a modo de proedria) de una amplitud mayor que el resto de gradas y con una altura notablemente inferior al resto. Esta zona estaba reservada a las más altas magistraturas de la ciudad así como a personalidades especialmente relevantes de la comunidad ciudadana (posiblemente se habilitarían asientos especiales para este tipo de espectadores). Tras estas tres gradas inferiores comienza el graderío propiamente dicho, claramente diferenciado en tres alturas y separadas éstas por sendas barandillas o baltei, así como por pasillos o praecintiones. Así, encontramos una ima cavea (la más inferior), una media cavea y una summa cavea. Cada uno de estos conjuntos de gradas contaba cada cierta distancia con un tramo de escaleras que los dividía en sectores más pequeños (cunei) al tiempo que facilitaba la fluidez del tránsito tanto de entrada como de salida del recinto. Por último, en la parte más alta de la zona de gradas es posible que se habilitase en la última gran remodelación que se llevó a cabo en el edificio una galería porticada, algunas de cuyas columnas marmóreas han aparecido en el transcurso de la excavación arqueológica del recinto.


Vista del graderío interno con parte de la orchestra y su decoración a base de opus sectile, las tres gradas inferiores reservadas a las más altas autoridades; en la parte central, vista de la entrada principal al edificio desde el exterior.

Vista interna del graderío con el aspecto hipotético que podría tener con el velarium desplegado.
     Hacia el escenario, el pulpitum que acoge el escenario propiamente dicho, presenta un frente decorado a base nichos curvos con otros de sección rectangular, separados unos de otros mediante pequeños tramos rectos en los que se labran medias columnas de fuste helicoidal. El frente escénico está casi arrasado hasta sus cimientos, quedando un hueco bajo el lugar que ocuparía el escenario donde se albergaría parte de la tramoya escénica utilizada durante la representación de la obra. Las representaciones gráficas realizadas por diversos artistas y expertos la dotan de varios pisos en altura con columnas y nichos en los que situarían estatuas y otros objetos decorativos, aunque su aspecto originario es, con los datos actuales, imposible de recuperar.
Recreación infográfica de pulpitum y la parte inferior del frente escénico del Teatro de Ostia.
 


martes, 29 de octubre de 2013

EL COMPLEJO ARQUITECTÓNICO TEATRO/FORO O PLAZA DE LAS CORPORACIONES DE OSTIA

     La antigua ciudad romana de Ostia ocupaba una privilegiada ubicación en las cercanías del principal puerto de Roma. Esta situación la convirtió desde fecha muy temprana en un notable enclave comercial y de redistribución de las mercancías de todo tipo que arribaban al cercano puerto marítimo (Portus). Esta prosperidad se reflejó muy pronto en la construcción de todo tipo de edificios públicos y privados que daban cumplida satisfacción a las necesidades de sus habitantes.
     En este caso ocio y negocios estaban literalmente unidos en un espectacular complejo arquitectónico. El conjunto constructivo estaba conformado por el edificio del Teatro y la Plaza o Foro de las Corporaciones, que forman parte de un mismo proyecto arquitectónico, comenzando su construcción, al parecer, de manera simultánea, en un momento no determinado hacia fines del siglo I d. C.
Vista cenital de la recreación infográfica del complejo arquitectónico que conforman el Foro de las Corporaciones y el Teatro.
Vista cenital de la recreación infográfica del complejo arquitectónico que conforman el Foro de las Corporaciones y el Teatro, en este caso con el Velarium (cubrición a modo de toldo que proporcionaba sombra a los espectadores en los días más soleados) completamente desplegado.
     A lo largo de su época de uso, ambos edificios sufrieron distintas remodelaciones y modificaciones en sus estructuras que, si bien contribuyeron a cambiar de manera notable su apariencia (aumento de capacidad de espectadores en el Teatro, levantamiento de una entrada monumental a modo de arco de triunfo adosada a la fachada del Teatro, construcción de un templo dedicado a Ceres en la parte central de la Plaza de las Corporaciones, etc), mantuvieron en todo momento las funciones originarias para las cuales fueron planificados y construidos.
Vista en perspectiva aérea de la recreación infográfica del complejo del arquitectónico que conforman el Teatro (en primer término) y el Foro de las Corporaciones (al fondo, en la parte superior).

Vista en perspectiva aérea de la recreación infográfica del complejo del arquitectónico que conforman el Teatro (en primer término), con el Velarium completamente desplegado, y el Foro de las Corporaciones (al fondo, en la parte superior).
     El complejo arquitectónico Teatro/Plaza de las Corporaciones ocupa una manzana completa del entramado urbano de la ciudad de Ostia, quedando el edificio del Teatro al sur del conjunto, ocupando la tercera parte de la totalidad del solar de la manzana, mientras que el Foro de las Corporaciones ocupa las dos terceras partes restantes hacia el norte. Hacia el oeste, el complejo está delimitado por un kardo secundario (la llamada Vía de las Corporaciones); hacia el sur el complejo está delimitado por el Decumanus Maximus, una de las vías más importantes de esta parte de la ciudad, mientras que hacia el norte, la plaza de las Corporaciones mira hacia el antiguo curso del río Tíber.
Vista hacia el oeste de la recreación infográfica de la fachada del Teatro desde el Decumanus Maximus.
     Las recreaciones infográficas que aquí se muestran se basan en la opinión propia de sus autores y en la interpretación de los restos conservados que son actualmente visitables y públicos.
 

miércoles, 31 de julio de 2013

ADELANTO PRÓXIMA ENTRADA

A falta de ultimar algunos detalles técnicos, os dejamos un adelanto de la que será nuestra próxima entrada, de la que sólo os podemos decir que será, sencillamente, espectacular. Desde ARKEOGRAFIA os proponemos que intentéis adivinar el yacimiento en el que se basará la próxima publicación, tan sólo señalar que es referencia obligada para todos los estudiosos de la arquitectura y el urbanismo de la Antigüedad clásica.
El equipo de ARKEOGRAFIA desea que disfrutéis con este adelanto hasta la publicación de la entrada definitiva. Un saludo.

martes, 9 de julio de 2013

MACHINAE IV: LA MÁQUINA ELEVADORA DE "RUEDA DE RATÓN".

      Desde ARKEOGRAFIA lamentamos el retraso en la publicación de esta entrada, ya anunciada hacía tiempo, pero que, debido a motivos estrictamente académicos, no ha podido ver la luz hasta ahora.
     La construcción de época romana alcanzó unas cotas de monumentalidad y perfección que tardaron mucho tiempo en volver a ser siquiera igualadas. Ello no hubiera sido posible sin el empleo de ingenios mecánicos que, utilizando principios físicos y mecánicos simples, y ya conocidos en épocas precedentes, y combinándolos entre sí, permitieron una mayor eficacia y eficiencia constructiva.
     La grúa que aquí se reproduce, quizá el modelo más grande y complejo de los utilizados en la Antigüedad, combina dos principios fundamentales de elevación de cargas: poleas múltiples o polispastos que permiten reducir el esfuerzo necesario para elevar cargas pesadas; y torno elevador que otorga al conjunto un movimiento continuo y capaz de ser controlado.




 
     En este caso el torno elevador es accionado mediante una pareja de ruedas gemelas de tambores huecos conectadas directamente en los extremos de su eje. La energía necesaria para hacer mover esas grandes ruedas proviene del esfuerzo de varias personas caminando en el interior de los tambores.


     Esta máquina se completa con un enorme bastidor en forma de "V" invertida en cuyo extremo se coloca el polipasto de elevación que soporta el peso de la carga a levantar. El bastidor podía ser basculado hacia adelante o hacia atrás a través de dos pares de tirantes de fijación acoplados en diferentes puntos del bastidor y accionados mediante tornos impulsados bien mediante palancas o bien mediante radios salientes en los extremos del tambor.





     Las excavaciones arqueológicas han sacado a la luz varias representaciones de este tipo de ingenios mecánicos, siendo la más conocida, por la espectacularidad de su escena, la que figura en el bajorrelieve marmóreo que formaba parte de la decoración del monumento funerario de la familia de constructores de los Haterii, de época de Domiciano, hoy conservado en los fondos del Museo Gregoriano Profano, perteneciente a los Museos Vaticanos, en Roma.

El equipo de ARKEOGRAFÍA espera que disfruten de las imágenes tanto como nosotros lo hemos hecho durante el proceso de modelado y elaboración de este impresionante mecanismo.

jueves, 30 de mayo de 2013

AUDIOVISUAL DE LA RECREACIÓN IDEAL DEL PERISTILO DE LA VILLA DEL CASALE

Aunque con algo de retraso, ya está aquí el audiovisual del peristilo de la Villa del Casale, en Piazza Armerina (Sicilia). Desde ARKEOGRAFIA esperamos que lo disfrutéis tanto como nosotros lo hemos hecho durante todo el proceso, desde el modelado hasta la edición en video..


Las imágenes son hipotéticas y basadas únicamente en la observación visual de los restos actualmente visitables.

domingo, 12 de mayo de 2013

RECREACIÓN IDEAL DEL PERISTILO DE LA VILLA ROMANA DEL CASALE (SICILIA, ITALIA).

  El complejo residencial de la villa romana del Casale comprendía estancias y ambientes de muy distintas funciones y categorías: estancias de servicio, de recepción y autorrepresentación del possesor, etc; así como estancias de ámbito público y otras de ámbito más privado.
  El peristilo de la villa, el ámbito arquitectónico más amplio de todo el conjunto residencial, actuaba de distribuidor de las distintas estancias y articulaba el recorrido que los invitados y usuarios de la misma podían realizar en su interior.
  De planta ligeramente trapezoidal, consta de un gran espacio central, descubierto, rodeado de pórticos en sus cuatro lados columnados que delimitan otros tantos corredores cubiertos. El acceso principal se encuentra en el lado oeste, precedido de un amplio vestíbulo; en los lados norte y sur se abren distintas puertas que comunican con otros ambientes, muchos de ellos corresponden a estancias de servicio. Tanto en el lado norte como en el lado sur destacan dos diaetae o comedores estacionales, cuyos accesos principales son más grandes que el resto de los vanos de sus correspondientes lados y, además, se encuentran monumentalizados mediante su flanqueo por sendas columnas marmóreas situadas sobre pedestales. En la diaeta del lado este, además se encontraron restos escultóricos y, frente a la entrada, la cimentación de una pequeña fuente o fonticula  de carácter ornamental.

Imagen aérea del peristilo. Se puede observar el estanque central que ocupa buena parte del patio abierto; también algunos de los tramos de escaleras del lado este que comunican con el Gran Ambulacro; en el flanco norte se observa el interior de la diaeta que se abre al peristilo.
  En el espacio abierto, siguiendo el eje axial del patio, se localizaba un gran estanque, a modo de viridarium, diseñado mediante una combinación de líneas curvas y rectas, configurando distintos depósitos independientes pero intercomunicados entre sí. En el punto central de la fuente se alza un pedestal octogonal destinado a contener, probablemente, un grupo escultórico. En esta zona se encontró durante su proceso de excavación, los restos de un amorcillo o figura infantil de un ángel alado.

Imagen de parte del flanco sur del peristilo en el que se puede ver la parte central del estanque, con el pedestal central que sostiene una escultura de amorcillo, así como la entrada y el interior de la diaeta del flanco sur con la fuente frente a su entrada.

Vista del flanco sur del peristilo con la escultura central de la fuente en primer término. Al fondo, el interior de la diaeta sur y la decoración pictórica figurada que recubría las paredes norte, sur y oeste.

Vista del estanque central desde el flanco este. Al fondo, la pared externa del ábside del larario. 

  Al oeste de la fuente, ocupando parte del espacio central abierto se levantó una construcción absidiada que ha sido interpretada con un larario. Cuenta con un pavimento musivo polícromo con temática geométrica y un emblema central.
Recreación infográfica del interior del larario que ocupa parte del patio central de la zona oeste del peristilo.
  Las paredes internas de los corredores norte, sur y oeste estaban decoradas con pinturas murales que representaban guerreros, en posición de parada militar y con toda su panoplia. En el lado este, en cambio, se sitúan tres tramos de escaleras que permiten salvar el desnivel entre la cota de uso del peristilo y la cota de uso del Gran Ambulacro, abierto al peristilo en toda su longitud mediante un pórtico columnado. Las superficies comprendidas entre los tramos de escaleras fueron decoradas con pinturas murales de temática geométrica. El pavimento de todos los corredores está decorado con un mosaico polícromo en el que se representan coronas de laurel que enmarcan las cabezas de distintos animales.

Vista del corredor porticado cubierto del flanco sur. Al fondo, se puede apreciar parte de la fachada frontal del Gran Ambulacro y del Aula Basilical.

Vista del corredor porticado cubierto del flanco norte, con la pintura mural de su pared de fondo y la entrada a la diaeta norte flanqueada por columnas.

Vista del corredor cubierto sur, con la entrada a la diaeta sur flanqueada por columnas.

Vista del corredor cubierto este, con los tramos de escaleras que comunican con el Gran Ambulacro.


Vista del corredor cubierto oeste, con la entrada principal al peristilo enfrentada con la entrada del larario.
  El equipo de ARKEOGRAFIA desea que puedan disfrutar de las imágenes del mismo modo que se ha disfrutado con la realización de esta recreación infográfica.

Las imágenes son hipotéticas y basadas únicamente en la observación visual de los restos actualmente visitables


martes, 7 de mayo de 2013

ARKEOGRAFIA Y EL XVIII CONGRESO INTERNACIONAL DE ARQUEOLOGÍA CLÁSICA


  Parte del equipo de ARKEOGRAFIA estará presente en el XVIII Congreso Internacional de Arqueología Clásica que se va a celebrar en Mérida del 13 al 17 de mayo.
  Además, para esta ocasión, el equipo de ARKEOGRAFIA ha realizado sus últimas recreaciones infográficas, las cuales serán expuestas públicamente por primera vez, formando parte de un póster presentado y aceptado por el comité científico del Congreso.
  Tras la inauguración del XVIII Congreso Internacional de Arqueología Clásica, publicaremos una extensa entrada con el nuevo material gráfico y audiovisual.
  También próximamente habrá espectaculares novedades en la sección MACHINAE.

domingo, 24 de marzo de 2013

MACHINAE III: LOS INGENIOS DE CTESIFONTE Y DE METÁGENES

 La práctica arquitectónica en la Antigüedad fue un campo muy prolijo en el desarrollo de artefactos e ingenios que, utilizando principios tecnológicos ya conocidos entonces, pero con un enfoque práctico, vanguardista y novedoso, facilitasen la tarea de transportar enormes y pesadas masas de un lugar a otro con el menor esfuerzo posible.
 Vitruvio, en su conocida obra "Los Diez Libros de Arquitectura", nos describe las dos "máquinas" que traemos hoy aquí, a propósito de la construcción (o reconstrucción) del templo de Artemisa en Éfeso.
 Ctesifonte fue uno de los arquitectos encargados de llevar a cabo la ingente tarea de construir el citado templo y, además, el autor del ingenio que permitía el traslado de los enormes fustes desde las canteras hasta el lugar de ubicación del templo, aplicando el principio de hacerlos rodar sobre su eje aprovechando su forma cilíndrica.


Diversas vistas de la máquina de Ctesifonte para el transporte de los fustes del Templo de Artemisa en Éfeso.

 Por su parte, el hijo de Ctesifonte, Metágenes, aplicando los mismos principios de tracción, ideó un sistema para transportar los bloques cúbicos que constituían los arquitrabes del citado templo.


Diversas vistas de la máquina de Metágenes para el transporte de los arquitrabes del Templo de Artemisa en Éfeso.
 Desde ARKEOGRAFIA esperamos que disfruten de las recreaciones infográficas de estos ingenios de la misma manera que nosotr@s lo hemos hecho durante el proceso de elaboración.

Como siempre, más imágenes en: http://flic.kr/s/aHsjEta1UW

lunes, 11 de marzo de 2013

AUDIOVISUAL "TERMAS DEL TEATRO" DE SEGOBRIGA

 Nueva entrega de un audiovisual con la reconstrucción infográfica del segundo complejo termal con que cuenta la ciudad hispanorromana de Segobriga, conocido como las "Termas del Teatro".
 Segobriga ha cerrado sus puertas hace muy pocos días, privándonos así del disfrute y conocimiento de uno de los Parques Arqueológicos más importantes de España. Desde ARKEOGRAFIA esperamos que este cierre sea temporal y efímero en el tiempo. La cultura no debe ser patrimonio exclusivo de nadie, sino un bien común del que todos podamos sacar provecho como personas y como profesionales.


      Esperamos que este nuevo trabajo os guste tanto como nosotros hemos disfrutado realizándolo.
Las imágenes son hipotéticas y basadas únicamente en la observación visual de los restos actualmente visitables

viernes, 8 de marzo de 2013

"TERMAS DEL TEATRO" DE SEGOBRIGA

 Hace unos pocos días cerraba sus puertas el Parque Arqueológico de Segobriga, después de una década de excavaciones, investigación y funcionamiento ejemplar, que lo llevaron a situarse entre los enclaves arqueológicos más visitados de España y una referencia obligada para el estudio de la época romana en Europa.

 En Segobriga se han exhumado dos complejos termales, las Termas Monumentales (ya recogidas en la entrada anterior) y las denominadas "termas del Teatro" por estar situadas en las inmediaciones de este edificio público.

 Conocidas y excavadas desde finales del siglo XIX y principios del siglo XX, las Termas del Teatro ocupan un espacio de tendencia rectangular situado entre el decumanus, la muralla, el complejo arquitectónico del Teatro y la puerta princial. La distribución de sus estancias, sin una organización regular, nos remite a los tipos arquitectónicos de época republicana a pesar de que la fecha de su construcción se sitúa a principios de la época augustea.
Imagen actual del estado del pasillo de entrada al complejo termal (izquierda) y aspecto que, suponemos, debió tener en la época de uso (derecha). Obsérvese al fondo cómo corre el canalillo de desagüe, que atraviesa la muralla y vierte al exterior.
 Al complejo termal se accedía directamente desde el decumanus, a través de un tramo de escaleras que daba a un largo pasillo, al fondo del cual se encontrarían unas letrinas, de las cuales se conservan sus canalillos de desagüe que vertían fuera de la muralla.
Vista del estado actual del corredor de entrada a la altura del lugar donde se encontrarían las letrinas (izquierda), e imagen del aspecto que puso tener este edificio en su época de funcionamiento. El tramo de escaleras salvaría la altura del decumanus, desde el cual se accedería directamente al complejo termal, y la cota de uso, que se encontraba a un nivel inferior.
 Desde este pasillo se accedía al apodyterium o vestuario, que contaba con una hilera de taquillas o cubicula en las paredes para el depósito de las pertenencias de los usuarios, y un banco corrido que aprovechaba un afloramiento rocoso.

Imagen de las estructuras murarias del apodyterium o vestuario en su estado actual (izquierda) con las hileras de taquillas en sus paredes y los restos del banco corrido. A la derecha, imagen desde esa misma perspectiva, con la recreación infográfica del aspecto que pudo tener.

Vista del apodyterium en su estado actual (izquierda) y recreación infográfica de su posible aspecto original (derecha).

 Al fondo del apodyterium, hacia el oeste, se abría una pequeña sala que contaba con un banco corrido en forma de "U", y que se ha interpretado como una sala de servicio, quizás para uso femenino.

Pequeña sala adosada al apodyterium que conserva un banco corrido en tres de sus lados. A la izquierda, el estado actual de sus estructuras; a la derecha recreación virtual del aspecto que pudo tener originariamente.

 Desde el apodyterium se accedía a una sala redonda, cubierta con cúpula, que ha sido interpretada como un laconicum o sauna seca, con un labrum o pilón de agua fría para refrescarse.

Vano de entrada al laconicum tal y como se encuentra en la actualidad (izquierda). La imagen inferior derecha muestra el aspecto que pudo tener este ambiente durante su época de uso. La recreación infográfica ha tratado de realizarse en la misma posición y perspectiva que tiene la fotografía original.

Reconstrucción infográfica ideal del aspecto que pudo tener el interior del laconicum.

 Desde el laconicum se podía seguir el recorrido hacia el caldarium, una amplia sala que contaba con una pequeña piscina en su lado oeste.
Recreación infográfica del aspecto que pudo tener el ambiente cálido de las "Termas del Teatro" durante su época de uso.

Detalle del aspecto ideal de la pequeña piscina cálida o alveolus que formaba parte del caldarium de este edificio termal. 
Más imágenes de la reconstrucción de las termas en: http://flic.kr/s/aHsjEnVYLE

Las imágenes son hipotéticas y basadas únicamente en la observación visual de los restos actualmente visitables.
El equipo de ARKEOGRAFIA espera que les guste y lo disfruten tanto como nosotros lo hemos hecho durante la realización de este trabajo